miércoles, 15 de junio de 2016

Hace Frío y Se Te Congelan los Dedos al Tocar Piano? [No te pierdas estos Consejos!]

Llega el invierno al hemisferio sur... y junto llega uno de los peores enemigos de los pianistas: 

- el FRIO!
Podría decirse que quien no ha tocado con los dedos helados y duros, no debería llamarse a si mismo pianista!. Desafortunadamente la temporada de frío sucede cada medio año y nos toma siempre indefensos, pero no por eso quiere decir que no podamos encontrar formas de hacerle frente y mantener nuestras manos calientes antes y a la hora de tocar.

Las consecuencias de tocar con las manos frías son las siguientes:

- Rigidez en los dedos
- Dificultad para articular.
- Sensación de pesadez en la mano.
- Molestia.
- Reducción de la capacidad de movilidad de los dedos (seguramente te habrá pasado alguna vez de tocar un hielo y sentir que una parte de la piel se endureció completamente, bueno eso mismo puede pasar con nuestros dedos pero en menor medida.)

En este post voy a tratar de enseñarles algunas de las formas que fui aprendiendo en todo este tiempo como pianista para mantener mis manos calientes y espero que a ustedes les sirvan también!

Primero que nada, usar la mayor cantidad de abrigo posible sin que nos impida tocar comodamente. 

Dependiendo la situación (si es un concierto, o si estamos practicando en casa) lo que usemos será distinto, pero en general tratar de encontrar un punto medio entre estar bien abrigado y poder moverte sin problemas en el teclado, a veces una campera muy gruesa puede sacarte el frío pero al mismo tiempo generarte rigidez a la hora de tocar. Por eso elegir bien la ropa, yo recomiendo usar abrigos finos como remeras de mangas largas, camisas, pullovers, sweaters, y evitar la ropa más dura como camperas de cuero, chaquetas o chalecos.

Te habrás dado cuenta que nuestro cuerpo funciona como un todo y que normalmente tener frio en una parte del cuerpo hace que otras partes del cuerpo tambien se enfríen junto, esto se debe a que en realidad tenemos puntos donde es más propicio tener frio y se siente con más intensidad, como pueden ser las manos o los pies, y es en este punto donde yo me quiero detener.

Calentar bien los pies es importantísimo para mantener las manos calientes. 


Durante todo este tiempo me he dado cuenta que todas las veces que tuve las manos frias cuando estaba tocando casi siempre tenia los pies frios. Y esto me llevó a darme cuenta que si mantenia los pies calientes, por consecuencia normalmente mantenia las manos calientes también. Por eso mi consejo es que si estás en tu casa estudiando, que pruebes sacarte el calzado un rato (aunque parezca que te va a dar más frío, en realidad ayuda a secar la humedad de los pies acumulada en las medias) y si podes acercar los pies a alguna fuente de calor como una estufa mejor, asi guardan calor luego dentro del calzado. Y sino siempre podes recurrir al viejo truco de la doble media. 

Si estás por salir a tocar ya sea para un concierto, o para un concurso, y tenés las manos muy frías, una fuente de calor buenisima suele estar escondida en los baños, y este caso estoy hablando de los secamanos. Aprovecha a ir al baño antes de salir a tocar (que de paso suele venir bien para relajarse) y secate las manos en este aparato en el cual se ponen las manos debajo y tira calor. Repetir hasta tener las manos bien calientes y secas. Este punto me lo vas a agradecer.

Si no tenés ningun aparato o fuente de calor al alcance entonces vas a tener que recurrir a los viejos trucos para calentar las manos que la mayoría de los concertistas hacen antes de salir a tocar.

- Sacudir las manos rápidamente en el lugar dejando flojas las muñecas.
- Frotas las manos entre sí rápidamente.
- Poner las manos en puntos calientes del cuerpo (recomiendo en la nuca, una de las partes más caliente del cuerpo junto con el cuello)
- Estiramientos de brazos.

Conseguir una de estas estufitas de bolsillo y tenerla siempre lista para antes de salir a tocar. (yo me compré una y son geniales):

No se donde se puede comprar en otros países o si existe algo similar, yo la conseguí en una tienda de regalos acá en Argentina, pero si les interesa acá pueden entrar al facebook de la empresa y preguntar.

Basicamente es una bolsita de plástico que contiene un liquido que tiene la propiedad de acumular calor y guardarlo estando frio, y al hacer reacción química con la chapita que trae dentro (que debemos presionar), se solidifica liberando el calor acumulado y llegando a una temperatura cercana a los 50ºC. Buenísimo, para volver a utilizar solo hay que ponerlo en agua hirviendo hasta que se licue de nuevo y luego esperar que se enfríe el liquido. De más está decir que ahora la llevo en mi mochila a todos lados.

Acá les dejo un video cortito que hice para mostrarles como funciona:


Por último quedan los ejercicios más extremos pero quizás al mismo tiempo los más efectivos para darle calor a todo el cuerpo y por ende, a las manos. Estos suelen hacer que entremos en calor y que nuestras manos duren más tiempo calientes, comparado con los anteriores que normalmente suelen durar menos. Estos incluyen hacer una serie corta de ejercicios fisicos como saltar en el lugar, hacer una pequeña corrida para entrar en calor, o una serie de abdominales si de paso querés ganar una mejor apariencia de la mano del estudio del piano ;). (enterate acá porque recomiendo hacer gimnasia si sos músico). Básicamente cualquier ejercicio físico que involucre todo el cuerpo.

Eso fue todo amigos y espero que les haya ayudado a deshacerse del frio molesto en los dedos!

Como siempre si les gustó compártanlo con sus amigos en las redes sociales, facebook, twitter, etc usando los botones debajo del post!

Hasta la proxima!

Paco.

martes, 14 de junio de 2016

Grabarse Tocando Piano, 5 Razones por las qué Deberías Hacerlo.

Hola a todos!, luego de unas semanas intensas sin tener un momento para sentarme a escribir como quisiera por fin encuentro el tiempo luego de haber realizado una de las grabaciones en video que tengo que hacer para un concurso del cual quiero participar acá en Argentina. Y es a raíz de esta grabación y las próximas que tendré que hacer que me pareció interesante escribir este post explicando la importancia que tiene hacer esta práctica más seguido (o si nunca la hiciste, hacerla por primera vez).

grabarse tocando piano 5 razones
¿Alguna vez te grabaste tocando piano?

Una pequeña advertencia


Antes de enumerar las 5 razones por las que es muy importante grabarse a uno mismo tocando el piano, me gustaría decir algo: no es fácil grabarse, hay mucha presión (casi como un concierto) y conseguir las herramientas para hacerlo no siempre es fácil tampoco, sin embargo, es una experiencia excelente y creo que todos los músicos que realmente quieren ser buenos en lo que hacen deberían realizar periódicamente esta práctica, que además los va a ayudar muchísimo a entender mejor lo que quieren conseguir en su ejecución y como hacerlo.

Empecemos!


Razon nº 1:

Nos ayuda a aprender mejor e interiorizar las obras.

Una de las cosas que primero nos damos cuenta es que al hacer nuestra primer grabación y comenzar a tocar se siente extraño, es como si alguien nos estuviera viendo y escuchando aunque no esté presente en la sala y nos volvemos mucho más conscientes de todo lo que estamos tocando. Los nervios de sentir la presión de "tener que tocar todo bien" porque luego va a quedar grabado y en un futuro podrá ser visto por muchas personas sin duda se hacen notar y afectan a como tocamos en la grabación. Pero es gracias a esta presión de "hacerlo bien" que es como nos auto exigimos tocar mejor en cada nueva grabación y solucionar los pasajes más dudosos o poco estudiados. Yo siempre digo que si un pasaje no sale siempre bien cuando estás estudiando, en una grabación es casi seguro que entonces no salga, es por esto que grabarte puede ayudarte a identificar mejor las zonas de la obra donde estás más flojo y así poder dedicarle más estudio. Es impresionante como uno empieza a sellar las obras luego de haberlas pasado por una instancia de grabación, se supone que para grabarlas es necesario que salgan perfectas, y esta presión ayuda muchísimo a mejorar, lo primero que vas a notar luego de hacer grabaciones ya sea en video o de audio solo, es como todo lo que toques va a empezar a sentirse más seguro y controlado.


Razon nº 2:

Nos pone en "situacion de concierto".

Desde tener que vestirse medianamente bien o hasta formal (dependiendo el tipo de grabación), hasta tener que conseguir silencio en la sala y concentrarse antes de empezar a tocar, una grabación tiene muchos parecidos con una presentación en vivo. Una de las primeras cosas que vamos a tener que hacer es encontrar un momento en el que nadie interrumpa, donde haya silencio y nada pueda desconcentrarnos, muy parecido a un concierto, solo que a veces con la comodidad de estar en casa. Este tipo de práctica nos va a ayudar a simular esos nervios que aparecen al tocar en público y al mismo tiempo a saber como reaccionar ante ellos (que es importantísimo). Nos va a ayudar a tener más control sobre lo que pensamos al tocar las obras y a reconocer los puntos donde hay que tener mayor cuidado y donde vamos a necesitar estar calmos para que todo salga bien.


Razon nº 3:

Nos permite tener una herramienta para promocionarnos.

Este quizás es el punto más obvio pero al mismo tiempo que vale la pena mencionar, siempre es bueno tener un video o una grabación de audio para mostrar lo que hacemos o en algunos casos (si sos pianista avanzado) para enviar a concursos de piano (que siempre suelen pedir para una instancia de preselección). Además de haber aprendido muchísimo en el proceso y de haber logrado mejorar como pianista vas a tener un material para vos mismo y para los demás y vas a sentir que esa grabación contiene tu mensaje, tu interpretación  y lo que querés transmitir al mundo con tu música.

Razon nº 4:

Nos convertimos en nuestros propios jurados.

Seguramente te habrá pasado que viendo videos en internet o yendo a conciertos como oyente todo parezca más fácil y que sientas por dentro esa sensación de "yo puedo hacerlo mejor" y te sientes del lado "del jurado" pensando en "por qué el concertista no hace tal o cual cosa si parece tan lógico". Bueno te tengo malas y buenas noticias, por un lado la mala es que cuando te escuches por primera vez es posible que no te guste lo que haces, quizás el tempo que tenías en tu mente concebido para esa obra puede ser que te salga más rápido o lento de lo que imaginabas y que no te guste, o que en tal parte de la obra te sorprendas que no se notan bien los cambios de dinámicas que vos pensabas que se notaban, o que la interpretación tuya que haces de la obra no es como te esperabas e imaginabas en tu mente. Pero tranquilo, es normal, esto pasa porque al tocar normalmente pensamos en la interpretación que nosotros sentimos correcta, pero no siempre nos sale exactamente como queremos, la realidad es que lo que nosotros pensamos al tocar no es exactamente lo que suena cuando tocamos, (y aqui viene la buena noticia) es por eso que grabarnos es importantisimo, nos permite encontrar las diferencias entre lo que imaginamos que estamos tocando, y lo que realmente estamos haciendo y lo que escucharía cualquier oyente en un concierto nuestro. Nos permite ponernos del lado del oyente y juzgarnos libremente sin la presión de tener que estar tocando al mismo tiempo, ahí es cuando uno se reformula muchas cosas de lo que está haciendo y generalmente consigue modificar la forma de tocar hasta conseguir que suene exactamente como uno se imaginaba y quería que sonara.


Razon nº 5:

Nos da confianza y seguridad a la hora de tocar.

Por último y muy importante, qué mejor que poder llegar a un concierto sabiendo que nuestras obras ya fueron "sometidas a presión" (o "fogueadas", de pasar por el fuego,  como suele decirse acá en Argentina). La tranquilidad que nos brinda poder tener esa etapa de nervios en un lugar cómodo como nuestra casa nos ayuda a aprender en todos los sentidos las obras y salir seguro en nuestro próximo concierto de lo que vamos a hacer, luego de pasar nuestras obras por varias grabaciones nos vamos a empezar a sentir cada vez más seguros de lo que hacemos y confiados de poder hacer la música tal cual la queremos hacer y pudiendo regalar al mundo lo que más nos apasiona que es tocar el piano.


Espero que ahora sepan por qué está bueno grabarse y de todas las cosas que se pierden al no hacerlo!. Sin dudas es un paso más hacia ser mejor pianista y músico.

Hasta el próximo post y si les gustó y quieren ayudarme pueden compartirlo en sus redes sociales así más gente puede sacarle provecho a mis post.

Un saludo para todos ustedes!

Paco




domingo, 22 de mayo de 2016

8 Pasos para Leer Bien una Partitura y No Dejar Pasar Nada

como leer una partitura bien piano

Me he dado cuenta que un error muy común en quienes estudiamos piano (o cualquier otro instrumento) es que leemos las partituras pero no con el detenimiento que deberíamos.

La gran mayoría de las veces, con solo leer bien cada elemento (y respetarlo!) de la partitura de la obra que estamos estudiando , muchas dificultades y correcciones que nuestros profesores nos hacen durante las clases desaparecerían.


Pero, ¿por qué leemos a medias?


Lo que pasa cuando leemos una partitura es que normalmente buscamos poder pasar el menor tiempo posible leyendo la partitura y más tiempo tocando lo que aprendemos, pero eso no debería ser así, porque al tratar de ir lo más rápido posible en el aprendizaje muchas veces pasamos por alto un montón de elementos de la partitura que son clave para poder interpretarla mejor. A veces y sobretodo en los principiantes, tocan suave (piano) donde debería ser fuerte (forte) o se olvidan de leer los stacattos o ligaduras (legato) y eso afecta totalmente a como suena la obra.

Veamos entonces 8 pasos para poder leer mejor una partitura y no pasar por alto ningún detalle:

Se trata de establecer un orden. 


Hasta hace un tiempo atrás yo cometía un error que con el tiempo fui corrigiendo, y era que no tenía un orden de lectura a la hora de encarar una nueva partitura de piano, y eso me jugaba en contra. Hoy en día es una de las primeras cosas que enseño a mis alumnos, y quiero que ustedes lectores también aprendan a hacerlo. 

Esto que sigue a continuación es como yo recomiendo que analices la partitura antes de empezar a estudiarla y tocarla: 

- Leer la partitura en este orden: 

  1. Claves: sol o fa, ver qué mano usa cuál.
  2. Alteraciones: leer si hay sostenidos o bemoles, cuantos y fijarse en qué tonalidad está escrita la obra. Esto es importantísimo para leer más rápido la partitura, porque conocer cuales son las notas de la escala de esa tonalidad y los acordes posibles (recomiendo probar armar las triadas en cada nota de la escala antes de empezar) nos permiten anticipar acordes y notas posibles que muy frecuentemente pueden (y van a) aparecer en la obra.
  3. Indicación de tempo y carácter: leer las palabras que aparecen encima del primer compás de la partitura y situarse mentalmente en el ambiente que propone la obra, por ejemplo, leer un "adagio" debería hacernos pensar en algo calmo y relajado, en cambio leer un "allegro vivace" nos tiene que hacer pensar en algo muy enérgico y deberíamos empezar a leer con esa actitud.
  4. Indicación de compás: Leer en que compás está escrito y antes que nada probar hacer un par de compases marcando el pulso e imaginando las divisiones al tempo que está indicado en la partitura (o aproximado).
  5. Observar la figuración: Dar una mirada global e identificar si predominan las figuras chicas como semicorcheas, o si por el contrario hay muchas figuras lentas como negras y blancas, tratar de darse una idea mental de si va a ser algo relajado o más bien intenso según las figuras que aparezcan, tratar de identificar los lugares donde puedan haber complicaciones rítmicas y probar resolverlas solfeando antes de empezar a tocar.
  6. Articulación y dinámicas: ver si hay staccato, legato o portato, y en que manos, etc, identificar las dinámicas (fuerte o suave) e imaginarse esa sonoridad antes de comenzar a tocar.
  7. Ver repeticiones y reconocer frases. La repetición es uno de los recursos compositivos más utilizados en toda la música, por lo tanto reconocer una repetición significa facilitar la lectura recordando lo que ya hemos leído.
  8. Dar una ultima mirada global a la partitura: Reconocer si hay cosas que no entendemos, observar las texturas que se generan y revisar que no estamos pasando por alto ningún detalle importante.

Por último quiero recalcar la importancia que tiene leer bien la partitura:

No solo se trata de avanzar correctamente y de respetar la partitura, sino que además tenemos que tomarnos el trabajo de leer lentamente, inclusive compás por compás cuando hay muchos elementos, ésto nos permite estudiar cada cosa por separado y llegar a una ejecución más fiel y correcta de lo que el compositor quería, además de facilitar el estudio.

Espero que a partir de ahora pasen un poco más de tiempo leyendo la partitura y se ahorren correcciones y pérdidas de tiempo luego.

Gracias por leer y si te gustó el artículo dejame tu comentario debajo y compartilo en facebook o twitter!

Paker










lunes, 16 de mayo de 2016

Aprender Piano Por Tu Cuenta, Conviene? (Ser Autodidacta)

Si llegaste a este post porque estás pensando empezar a aprender piano por tu cuenta pero no sabés si es posible o conveniente, estás en el lugar correcto

En este artículo voy a despejar todas las dudas que surgen en quienes se proponen estudiar solos, sin un profesor, ya sea por elección propia, porque no les gusta que alguien les diga qué hacer, o porque no tienen los recursos para pagar las clases de piano, que no suelen ser baratas, dependiendo dónde y con quién.



Estudiar Solo, ¿Conviene?


Lo primero que voy a hacer es ponerme en tu lugar, porque yo estuve ahi (aunque solo un año y medio), y explicarte que ser autodidacta tiene ventajas y desventajas, porque es lo que querés saber, si a pesar de no tener un profesor con experiencia al lado es posible aprender bien a tocar el piano.

La respuesta que te doy a esa pregunta es depende.

Pero aprender a tocar el piano con un profesor y llegar a tocar bien el piano también es algo que depende.

¿Pero de qué depende?


Depende principalmente de tu esfuerzo, tu curiosidad, tu perseverancia y principalmente fuerza de voluntad. 

De nada sirve tener un excelente profesor si no nos interesa tocar bien el piano, o si nos mandan nuestros padres, o si lo hacemos por obligación, o si no nos gusta pero lo hacemos por inercia.

Seguramente si llegaste a leer este post es porque sos alguien que no le falta el interés por aprender de verdad a tocar piano, y eso suele ser una característica en común entre todos los que buscan este tipo de artículos sobre ser autodidacta en el piano. Y dejame decirte que eso es una ventaja, porque la voluntad de aprender es lo principal antes de elegir como o con quien estudiar, primero hay que querer hacerlo de verdad.

Ahora veamos cuales son las ventajas de ser autodidacta y aprender por sí solo:

1 - Nadie te dice que obra aprender: Podés elegir estudiar y aprender cualquier obra que te plazca, no importa si es fácil o difícil. Nada de obras que no te gustan.

2 - Podés elegir cuánto tiempo dedicarle al estudio del instrumento y planear como avanzar con los contenidos. Hay días en los que podes tomarte un descanso y elegir tu propio ritmo de estudio según tus ganas.

3 - Podés explorar distintas técnicas y métodos de estudio. No estás limitado por la visión de un profesor y su particular forma de enseñar.

4 - Vos elegís hasta donde llegar. No tenés que aprobar ningún examen ni tenés que llegar a tal año para completar tus estudios, sos libre de dejar en cualquier momento y retomar cuando quieras.

Luego de haber dicho esto, veamos las desventajas que conlleva no tener un profesor:

1 - Nadie te dice que obra aprender: Podés elegir estudiar y aprender cualquier obra que te plazca, no importa si es fácil o difícil. Nada de obras que no te gustan. Sin embargo, tampoco sabrás bien que obras te conviene abordar dado el nivel que tenés, ni tampoco te será tan fácil tener variedad en tu repertorio, porque probablemente siempre toques solo lo que te guste, y te pierdas de conocer muchísima música que un profesor podría enseñarte o recomendarte aprender.

2 - Podés elegir cuánto tiempo dedicarle al estudio del instrumento y planear como avanzar con los contenidos. Hay días en los que podes tomarte un descanso y elegir tu propio ritmo de estudio según tus ganas. Pero, habrá días que no tendrás ganas de estudiar, y no estudiarás, podrás perder fácilmente el ritmo por no auto-definirte metas claras y tu avance podría ir muy lento, porque nadie te presiona por avanzar, más que tu propia presión. A su vez, no siempre sabrás qué es lo que conviene seguir estudiando, porque justamente no conocés mucho sobre el tema.

3 - Podés explorar distintas técnicas y métodos de estudio. Aunque tener una visión clara y un solo método con prueba real de sus resultados suele ser más fácil de seguir y aprender, además de no crear confusión, porque no siempre todos los métodos funcionan o son buenos, y todavía no sabrás bien como discernir cual es mejor o peor. Cuidado.

4 - Vos elegir hasta donde llegar. No tenés que aprobar ningún examen ni tenés que llegar a tal año para completar tus estudios, sos libre de dejar en cualquier momento y retomar cuando quieras. Pero teniendo en cuenta lo que eso implica, significa que podrías abandonar el piano por no tener los resultados que anhelabas, y arrepentirte mucho tiempo después, y nunca tendrás una exigencia externa ni el apoyo e inspiración que un buen profesor puede darte en los momentos que se ponga difícil.

Viendo estas ventajas y desventajas seguro tendrás un panorama más claro de lo que te conviene hacer.

Como comentario personal quiero decir que aún teniendo profesor siempre somos autodidactas, somos nuestros mejores profesores (o nuestros peores). El avance del estudio siempre va a ser nuestro, gracias a nosotros no importa que tan buen profesor tengamos a nuestro lado. Sin embargo, nunca podría aconsejarte que aprendas solo. ¿Por qué? Porque habiendo pasado por ambas situaciones y por fin encaminado con una gran maestra, es que puedo reconocer que siempre cuatro ojos ven más que dos, y que en esos momentos en los que tuve dudas de mí, o cuando alguna gran dificultad aparecía, acudir al consejo de alguien más experimentado es lo mejor que se puede hacer. Y así siempre fue en la historia, todos (o casi todos) los grandes pianistas y compositores, asi como pintores, dibujantes, cantantes, etc. tuvieron alguien grande a su lado, porque aprender es en parte reproducir, reutilizar las herramientas que ya están disponibles, y para qué tratar de inventar la pólvora de nuevo no? si ya existe. 

Pensalo bien, antes de tomar la decisión, no hay nada de malo con aprender solo, y te recomiendo que pases un tiempo solo y hagas la prueba (no mucho tiempo) para ver por vos mismo y sentir como se siente estudiar solo, y aprender por uno mismo. Pero cuando estés listo, siempre, lo mejor va a ser tener alguien que te apoye, que te inspire, que te lleve a exprimir al %100 lo que tenés para ofrecer al mundo y a la música. Un buen profesor es importantísimo, pero siempre acordate: el mejor profesor está en tu cabeza, sé inteligente y lo que no sirva, descartalo, seguramente las decisiones que tomes estarán en el camino correcto.

Paker.





viernes, 13 de mayo de 2016

Cómo Tocar Piano Más Rápido Sin Morir en el Intento

como tocar más rapido el piano

Seguramente llegaste a este artículo porque hay alguna obra muy rápida que te encanta y todavía no lográs dominar, o porque te cuesta tocar rápido y te preguntas: ¿cómo hacen los grandes pianistas para tocar a esa velocidad?.

Es cierto que poder tocar rápido es visualmente impresionante, y hasta sorprende la capacidad de un ser humano de controlar la música a tales velocidades, pero aún mas impresionante es poder tener esa destreza para usarla en toda obra que necesitemos porque así lo requiera, y es para eso que escribo este post.

Mi idea con el artículo es desmentir un par de ideas que están equivocadas respecto a tocar rápido y también mostrar por qué no todo termina tras esta búsqueda de la velocidad, pero a su vez por qué es esencial poseer esta habilidad.

como tocar más rápido el piano

No Todo Es lo Que Parece


Me gustaría empezar diciendo que no todo en la técnica pianística es intuitivo, y en realidad son muchos los casos en los que para resolver cierta problemática lo que tenemos que hacer es contra-intuitivo.

Por ejemplo, uno podría pensar que para tocar suave hay que "ablandar" las manos, aflojar los dedos y así el sonido que toquemos va a ser suave, pero en realidad la técnica correcta implica lo contrario, tener la mano bien firme y accionar las teclas con mucha seguridad, pero muy lentamente. Probablemente esto pueda asemejarse a lo que pasa en la velocidad, veamos de que se trata:

Cómo Tocar Piano Más Rápido y Mejor


Lo primero que pensamos al hablar de velocidad es que todo lo que se hace a gran velocidad requiere que movamos las manos a gran velocidad haciendo gestos o movimientos grandes. Veamos por qué esto no conviene:

- Hacer gestos exagerados, grandes, lleva más tiempo que hacer gestos chicos, precisos, y a mayor tiempo transcurrido entre cada gesto, tenemos menor velocidad.


Ésto, que muchos pianistas llamamos el principio de "economía de gestos", se basa en que para conseguir tocar rápido tenemos que limitarnos a hacer movimientos pequeños, calculados y tratar de reducir lo más posible los movimientos "inútiles" que hace la mano; cuanto mejor podamos controlar y utilizar solo el gesto mínimo necesario para tocar lo que está escrito, mejor y a mayor velocidad podrá tocarse.

_ Este principio no siempre se conoce o enseña con la importancia que debería darse, por eso quería que pudieran en este artículo aprender como aprovecharlo, porque de verdad da muchos resultados inmediatos y alivia muchos dolores de cabeza cuando no encontramos explicación a como resolver ciertos pasajes veloces. 

Reduciendo los movimientos inservibles de la mano, logramos entonces, tener la mano disponible en menos tiempo para tocar la próxima tecla o acorde, dándonos mayor velocidad, pero a su vez voy a explicarles otro factor que es imprescindible, y quizás aun más importante que el de la economía de movimientos, y es la relajación.

Si No lo Sabías Ahora Te lo Digo: 


El principal enemigo a la hora de tocar rápido el piano es la tensión.

A todos nos habrá pasado que cuando queremos tocar piano con los dedos muy fríos, helados, nos damos cuenta que no tienen la movilidad ni la velocidad que deberían tener, funcionan más lento, algo parecido pasa cuando agregamos tensión a nuestros músculos encargados de tocar el piano. En este caso esos músculos están en nuestras manos, dedos y brazos, y al estar bloqueados no permiten que toquemos a la verdadera velocidad que podemos tocar. Por eso, lo primero que tenemos que hacer es empezar a relajar estos músculos para que nuestros dedos puedan moverse mucho más rápido.

Lo que planteo es que, además de relajarnos enteramente (de tranquilizarnos mentalmente y físicamente) en la medida posible que cada uno pueda, tengamos a la hora de tocar, los dedos, la mano y los brazos muy relajados. No flojos, sino firmes pero sin ningun tipo de tensión. 
Esto que les digo es impresionante, prueben sentarse y tocar el pasaje u obra más rápido que están estudiando relajando muy bien los dedos y manos y verán con que facilidad sale todo.

_O acaso nadie vio un video de Valentina Lisitsa tocando? (acá te paso uno). 

Si nos fijamos la relajación es muy notoria, y nos terminamos de convencer que también es necesaria para tocar rápido y bien.

No Todo Se Trata de Tocar Rápido, Pero Es Importante Poder Hacerlo.


He visto como muchos músicos y pianistas juzgan a otros que tocan rápido, diciendo que son como máquinas, que no tienen musicalidad, o encontrándoles siempre un "pero", sin embargo me parece que tocar rápido y sobretodo bien, es una habilidad que nos abre las puertas a poder hacer otras cosas mucho más grandiosas, como poder hacer unos pianissimos exquisitos (aprovechando la idea de la economía de movimientos), tocar algo lento mucho mejor (si, aquel que puede tocar rápido, también puede tocar lento controlando mucho mejor sus movimientos; en general poder hacer las dos cosas es mejor que saber hacer una sola.), y tener muchas más posibilidades de repertorio, ya que como dice el dicho (y en el piano no se da la excepción): 

"Ningún mar en calma hizo experto a un marinero."



Esto fue todo amigos, espero que dejen abajo sus comentarios y si les gustó el artículo, que lo compartan en facebook, twitter, con los botones que hay debajo así me ayudan a que lo lea más gente que le pueda servir.

Un saludo y hasta el próximo post!

Paker














jueves, 5 de mayo de 2016

Leer Rápido a Primera Vista, Por Qué No Deberías Obesionarte por Conseguirlo

Una de las dudas más comunes que tienen quienes empiezan a estudiar piano y que suelen preguntarme en mis clases es la siguiente: Cómo puedo aprender a leer rápido a primera vista?. Y normalmente mi respuesta suele ser casi siempre igual: no hay que enfocarse en leer mejor a primera vista, sino en estudiar más y la lectura llegará sola con el tiempo.

leer a primera vista piano

Hagamos una comparación que me parece perfecta para este caso.

Cuando aprendimos a leer de chicos no fue un proceso fácil, seguramente nos llevó un par de años empezar poder hacerlo con fluidez, y por más que uno se esforzara con toda su concentración la velocidad con la que leíamos no había forma que fuera rápida. Ésto es lógico, porque aprender a leer un lenguaje lleva tiempo, y básicamente la forma de aprender es por prueba y error, por repetición. 

Es decir, al principio nos costaba leer cada letra, pero luego, al haber superado ésto,nos empezó a costar formar las palabras, sin embargo luego aprendimos a armarlas y lo que nos costó ahora fue formar las frases, pero justo después de lograr eso nos costó entender las ideas de un párrafo entero.

leer rápido a primera vista


Como vemos no fue fácil ni rápido, pero claramente recorrimos un camino donde la repetición de las palabras fue clave, el poder ver un elemento una y otra vez y poder reconocer que "esto ya lo he visto por lo tanto ya lo sé" fue lo que nos permitió empezar a leer más rápido y fluido.

Y en la música no pasa algo distinto, sino similar. No podemos aprender a leer rápido (o a primera vista) una partitura sin antes recorrer ese camino. En este caso el camino en vez de letras tendrá notas en una altura del pentagrama, en vez de palabras podríamos decir que habrán ritmos organizando esas notas, y que luego entenderemos las frases que forman estos dos elementos juntos.


Pero no todo es malo en esta vida,

y en realidad lo que está mal de esa pregunta es que está mal enfocada, porque el principiante suele pensar que un gran pianista toca las obras que toca leyéndolas en tiempo real, cuando en realidad nunca pasa ésto, sino todo lo contrario, cuando mayor tiempo pueda pasar estudiándola y profundizando en su modo de interpretarla, mejor.

Por eso no hay que preocuparse por esta habilidad, que en realidad como les digo, llega con el tiempo y más que nada, con la práctica y la repetición. De tanto leer una octava, o una cuarta, o cuatro semicorcheas, o dos blancas, etc. uno ya aprende a reconocerlas y cada vez lo hace con mayor rapidez. Lo mismo pasa con las escalas, con los acordes, con las tonalidades, con todo. Asi que mejor estudiar cada vez más obras y que el proceso de aprender a leer se vaya dando naturalmente, lo digo con conocimiento de causa, es la mejor manera, después claro que hay ejercicios que uno puede hacer para mejorar en este campo de leer más rápido, pero como ya expliqué, no es una habilidad que haga a un gran pianista, sino que al revés, primero hay que llegar a ser un gran pianista y cuando logremos eso sin duda la habilidad de leer rápido habrá llegado sola.

Con más de 11 años de estudiar piano y  leer partituras puedo afirmar sin duda lo que arriba expongo, porque al comienzo mi lectura era muy lenta y cada nota había que mirarla por un buen rato hasta descifrarla, sin embargo ahora ver una partitura es poder entenderla inmediatamente, es reconocer todos los elementos (que ya he vistos en otras obras) y poder armar en mi cabeza rápidamente como debo tocar lo que sigue, porque al fin al cabo un partitura es un código que hay que descifrar, y cuanto uno más lo hace más rápido aprende a hacerlo, y sin duda aprender a leer un lenguaje no es algo que se pueda lograr de la noche a la mañana.

Asi que espero que ahora en vez de pensar en como leer más rápido se dediquen a aprender más obras y que toda obra que puedan leer que lo hagan, sin prejuicios, cuanto más puedan leer, más veces verán esos elementos y más fácil será reconocerlos la proxima vez.

Espero que les haya servido y si les gustó y quieren ayudarme a llegar a más gente que compartan en las redes sociales estos artículos con sus amigos así puedo compartir lo que sé con la mayor cantidad de gente posible. (abajo del artículo están los botones).

Saludos y hasta el próxima artículo.

Paker

domingo, 24 de abril de 2016

Hacer ejercicio y tocar piano, conviene?


Estudiar piano implica en gran parte estar sentado durante varias horas, lo que conlleva a una pregunta, como nos afecta esto en los demás aspectos de la vida? y sobretodo, es necesario compensar este tiempo sentados con un tiempo de ejercicio físico?

Si entraste a este post es porque seguramente te interese conocer cuales son los beneficios que tiene realizar una actividad física a la par del estudio del piano. Por eso, vamos a responder primero a la pregunta del título y luego a dar explicaciones.

La pregunta es conviene?, y la respuesta es claro que sí.

Luego de unos días de estar a las corridas sin poder sentarme a escribir este post, por fin un domingo logro tener descanso y poder finalmente hablar de este tema con ustedes, que me parece que normalmente no se considera en la enseñanza, pero que sí afecta a las condiciones de la persona que estudia piano.

Me gustaría empezar contando mi caso personal y como he descubierto que ir al gimnasio y realizar tanto levantamiento de pesas como ejercicio cardiovascular semanalmente ayudó en gran medida a compensar el tiempo que pasaba estudiando frente al piano que se podria considerar casi sedentarista (aunque claro que implica un poco de esfuerzo físico).

Prescindir totalmente de gimnasia no es bueno, y eso es lo que suele pasar cuando uno es músico (no tenemos mucha fama de ser gimnastas), porque tiene que si o sí dedicar varias horas al día al instrumento.

El estar sentado durante horas frente al piano tiene sus consecuencias, y diría que solo hacer música no es suficiente para estar bien de salud, tal como escribía Aristóteles en su libro "Política" donde decía que era necesario para un buen ciudadano tener un equilibrio entre gimnasia y música, me parece que es necesario escribir hoy sobre este tema y entender como afecta al instrumentista.

Veamos ahora sí por qué recomiendo que traten de hacer alguna actividad física a la par del estudio del piano:

En primer lugar lo más importante: La Salud.

El sedentarismo causa entre otras cosas aumento de peso, además, una persona sedentaria tiene más riesgo de sufrir arterioesclerosis, hipertensión y enfermedades respiratorias.

Para más información sobre el sedentarismo pueden visitar esta página

En segundo lugar veamos como puede afectar positivamente la gimnasia a nuestro trabajo como músicos:

Hacer ejercicio nos permite en muchos casos tener mayor flexibilidad en nuestro cuerpo, estar más livianos (por bajar de peso gracias al ejercicio) y tener una predisposición hacia estar activos. Cuando hacemos ejercicio a la par,  empezamos a notar que nos acostumbramos a realizar mayor cantidad de actividades sin cansarnos tan fácilmente, y esto es muy importante como pianistas, porque pasar mucho tiempo frente al piano es sin dudas algo agotador, pero mantenernos activos nos va a dar la energía que necesitamos para rendir bien en nuestras horas de estudio.

Como comentario personal puedo decir que ir al gimnasio mejoró mucho mi capacidad de hacer, de pasar más tiempo haciendo más cosas, sin cansarme tanto, y con una predisposición mucho más enérgica.

Como último punto me gustaría recalcar qué es conveniente y qué no si van a un gimnasio o si quieren hacer un deporte para mantenerse activos.

Hay que tener en cuenta que toda actividad física que elijamos no involucre totalmente a los brazos o las manos, es algo lógico porque son nuestra principal herramienta como músicos y pianistas. Con ésto no quiero decir que no practiquen ningun deporte como el tenis o el golf, sino que si lo hacen sean cuidadosos y no le dediquen tanto tiempo para no sufrir lesiones que les imposibilite estudiar luego. Lo mismo sucede con el gimnasio, en lo posible recomiendo no sobreexigirse con los brazos, es preferible trabajar un poco más los demás musculos de las piernas y el torso y no terminar con una lesión en los músculos del brazo que son los que usamos al estudiar.

Para terminar el artículo quiero decirles que se animen y prueben empezar el gimnasio o algun deporte que les guste (además de los beneficios anteriores hay que recalcar que van a tener mejor figura para sus presentaciones y a lo mejor recuperar algun que otro traje que ya no les quedaban). Los beneficios son muchísimos, y no solo para el ambito de la música sino para la vida en general, desde que complemento la música con el gimnasio me siento mucho más positivo, con más autoestima, más emprendedor, con mayor capacidad de tomar riesgos y abarcar obras más grandes. Los invito a que complementen música y ejercicio y verán impactos en su vida en poco tiempo.

Gracias por leer!

Paker